13 dic. 2010

Fenrir


Loki y Angrboda tuvieron tres hijos, tan malvados como ellos mismos:Jormungand, el dragón que rodea el mundo de los hombres( Midgardsaad, la serpiente, para otros), Hel, diosa de los infiernos y Fenrir, el más feroz y gigantesco de los lobos.
Al principio, cuando aún era pequeño, Fenrir se comportó como un cachorro cariñoso y los Dioses lo llevaron con ellos a Asgard, la mansión celestial, pero bien pronto despertó en el lobo un voraz apetito y una suprema crueldad. Ningún animal estaba a salvo de sus dientes y los dioses decidieron encadenarlo, primero con la cadena läding (la costumbre) y más tarde con dromi (la ley) pero la fuerza de Fenrir era tan extraordinaria, que las dos veces rompió las cadenas que le sujetaban. 

Finalmente los dioses pidieron ayuda a los Elfos, que eran muy entendidos en el arte de la forja y éstos fabricaron un cordón mágico llamado gleipnir (la conciencia), de aspecto sedoso y frágil. Fenrir se rió mucho cuando vio el delgado cordel con el que los dioses querían sujetarle, pero no se confiaba y no quería dejarse atar de nuevo. Sólo consintió cuando el dios Tyr accedió a dejar su brazo dentro de su boca  mientras era atado.

 Fenrir quedó sujeto al cordón y éste fue atado a la peña Gelgia que está incrustada en el centro del mundo y a pesar de todos sus esfuerzos, el lobo no pudo soltarse de su atadura. Furioso, Fenrir arrancó la mano de Tyr, pero aún tuvieron tiempo los dioses de meter una espada entre las fauces del animal para que no pudiera morder a nadie más.

Y allí sigue Fenrir, atado a la roca, esperando el final de los tiempos, cuando se asegura que este lobo terrible devorará a Odín y al Sol antes de que Widar, el hijo de Odín, consiga por fin, darle muerte.

extraido dehadasyleyendas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario